Desde el 13 de abril de 2009 vivo instalado en un sueo del que espero despertar después de muerto o cuando muera Eva y yo me mate, lo que antes llegue. Aquel día, para que entiendas lo que intento decir, salía yo del Greens Club cuando me crucé con Eva por primera vez, la tímida y cálida y eterna Eva de espaldas a mí, tocándome en el hombro para llamar mi atención. Me di la vuelta y no pude evitar quedarme clavado en sus ojos, y en sus labios, y en sus ojos, y en sus labios, como víctima de un bucle del que no quería salir por miedo a perder detalle.

La muerte de Jacko seguir alimentando especulaciones de aqu a la eternidad. Que si el ataque card que si se tomaba 40 analg diarios, que si estaba en bancarrota o fue asesinado porque alguien quer su fortuna (las ” momento” apuntaban a que el cuerpo de MJ tendr tambi quemaduras de segundo y tercer grado). Mientras los kioscos y tiendas liquidan remeras con su imagen y no hay revista que no se ocupe del tema, el verano neoyorquino deparaba otros momentos m s gratos y en definitiva m s aut porque, a fin de cuentas, hablamos de un tipo que, adem s, hac a m sica (en esta frase cito sin permiso al amigo y colega Andr s Torr n, autor de una cr nica excelente y de lo mejor que he leido sobre MJ publicada en Brecha el viernes 3 de Julio)..

Ah, y además toco un poco la guitarrra!! Le ha gustado su propia forma de raciocinar?) Esa respuesta no era para usted, era para su compaero admirador del traductor, que me ha echado en cara que el patriotismo no tenía nada que ver con la crisis. Por otra parte, yo no tengo la culpa de llevar toda mi vida estudiando. Gracias por lo de simpático..

A woman wearing jeans and a headscarf walks around the perimeter of the yard with a girl who looks about eight years old. It’s clear they are mother and daughter. She has her arm around her daughter and talks to her softly as they walk. Preguntado por la polémica con el futbolista del Real Madrid Sergio Ramos y su relación con el Sánchez Pizjuán, Sampaoli se mostró contundente. “Los pitidos a Sergio Ramos no me gustaron. Seguramente que él esté orgulloso de haber nacido en este club; y los aficionados, también”, comentó el exseleccionador chileno, que resta importancia a lo ocurrido más aún si es comparado con el fanatismo del “mundo futbolístico sudamericano”..

Lo que podría ser un contratiempo común en unas series de entrenamientos, le había ocurrido lo mismo a Maverick Viales con Dani Pedrosa, se resolvió con un enfado monumental del italiano que duda de la intencionalidad de su compaero: “No lo entiendo. Me ha visto llegar y se ha quedado en el medio de la pista. No sé si lo ha hecho a propósito.