Rayan era el primogénito de la cuarta generación de su saga. El patriarca mira a Mohamed, desolado y confuso. Fátima Hajjaj, su mujer, la abuela de Mohamed, repasa todas las fotografías de su álbum.. “Yo he tenido que aprenderlo (el catalán) y no pasa nada. En algunos momentos es más fácil que aquí venga gente de Barcelona, sobre todo ahora con la crisis, porque las becas cuestan mucho dinero. No me he sentido maltratada por no ser catalana.

Así que Miguel bufa cuando le preguntan qué hay después de la muerte. Pues qué va a haber. Se queda un segundo callado. Gracias Seor Jiménez de Luis. Ha vuelto usted del verano con las pilas bien puestas :)Hoy en día no tengo tan claro ni siquiera que el PC tradicional tenga futuro en la empresa. También los he visto en la administración y en ambulatorios.

Somos nosotros, junto con todos los dem los que estamos aqu para apoyarles. Por eso la uni de ustedes es tan importante. Esta uni que permite no s que se fortalezcan individualmente, sino que el trabajo que se hace, es un trabajo para Gaia, es un trabajo para la humanidad..

Al regreso remábamos nosotros, eran como 2,5 Km y traíamos 600 Kg. De mejillones! No resulta difícil imaginarse el hambre que juntábamos, la madre de mi amigo, de apellido Boccardi cocinaba en la TV donde tenía un programa. En el balcón tenia una campana que hacia sonar para avisarnos que estaba el almuerzo, imagínense toda una bacanal!, ahi descubrimos que era el condicionamiento de Pavlov con la campana excitando nuestras papilas..

El RACC conclou que és més rendible una moto elctrica, especialment si té una vida de quatre anys. S’han comparat una Scooter normal i una d’elctrica (Vectrix de 7 Kw). El preu inicial és superior, per la resta de despeses són menors: impost de circulació, assegurana, energia, revisions i manteniment.

A la hora de afrontar los capítulos de las vidas de cada uno, es importante pensar que “la realidad no es la que nos hace dao, sino la percepción que tenemos de ésta”. Por este motivo, cuando la realidad no es óptima existe una salida: cambiar el modo en que se percibe los acontecimientos, aprender de esas vivencias y otorgarle a cada cosa el valor que realmente se merece. La experta aclara que consiste en pensar “qué aprendo de esta situación adversa, cómo me adapto y qué puedo cambiar para que no suceda otra vez”, y aade que “en la vida podemos acumular fracasos y errores, o cambios y aprendizajes.

Vamos a ver una película como quien va a un hipermercado. Imposible recuperar la vieja emoción que sentíamos al apagarse las luces e iluminarse la pantalla con los títulos de crédito.Me encoge el corazón la nostalgia por aquella fábrica de sueos, aquellos cines destartalados y decrépitos que nos permitían huir de una Espaa mediocre y puritana en los que el corazón de Liz Taylor latía junto al crujido de las pipas. Para mí, el cine ha muerto.Me imagino que quienes ahora ven sus primeras películas en los multicines de los centros comerciales, con palomitas y coca colas de grifo, dentro de décadas lo recordarán también con emoción, como algo lejano, mágico y lleno de recuerdos felices.