Entonces, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) aseguró que esa nueva desgracia se sumaba a la negra estadística de suicidios en el instituto armado, donde se registraba un suicidio en la Guardia Civil cada 26 días, un promedio que se mantiene después de casi un ao. La semana pasada, dos agentes de este Cuerpo se suicidaron, uno en Ponferrada (León) y otro en Laredo (Cantabria). Además, otro guardia civil destinado en la Unidad Centro Operativa (UCO) asesinó a su compaera sentimental y luego se suicidó con su arma, el 11 de febrero, en la urbanización El Quión de la localidad toledana de Sesea..

Analizaron con detenimiento el coche, buscando alguna manipulación en el motor. No hallaron nada. Llegaron incluso a analizar el interior del vehículo buscando algún veneno de contacto, habida cuenta de la especial habilidad de los servicios secretos de la Europa del Este para pergear extraas formas de envenenamiento.

“Una calle llena de ventanas desde las que asomarte a la nueva cultura”. Ese es el lema que hemos escogido para definir las nuevas opciones que, desde ahora, la revista gratuita Calle 20 pone a tu alcance. Todas online. El tema de los escudos italianos de los 80 fue una cuestión de marketing. La federación impulsó esta iniciativa y todos los clubes cambiaron sus clásicos escudos a unos más sencillos y visualmente más reconocibles, así la Roma usaba un escudo con la cabeza de una loba, el Inter una serpiente o la Fiorentina una gran flor de lis. Os dejo un link por si queréis conocer la historia..

Biografía, palmarés, estadísticas: Fernando Giner Gil nació en Alboraya, Valencia, el 31 de diciembre de 1964. Formado en la cantera del Valencia, debutó con el primer equipo en 1985, donde estuvo hasta 1995. Después, se fue al Sporting de Gijón, donde estuvo dos temporadas.

Porque su empresa ganará dinero. Las compaías con más mujeres en puestos directivos consiguen aumentar los márgenes de beneficios en varios puntos. Su rentabilidad financiera crece un 35% y sus beneficios antes de impuestos son cinco puntos más elevados que los de las empresas masculinizadas, según datos de McKinsey.

Siempre me ha parecido curioso el hecho de que en Grecia y Turquía haya que cambiarse el nombre u apellido para nacionalizarse. Los que yo recuerdo son el ex bético Mehmet Aurelio (nacido Marco Aurelio Brito dos Prazeres) y el ex estudiantil Ricky Winslow ( como Resat Firincioglu). Y en el caso de Milan Gurovic, que precisamente mencionas en el post jejeje, se le como Milan Malatras.