Imagino que cualquiera y ya que te rindes pondría unas mínimas condiciones. Pero Japón ya llevaba semanas prácticamente sin defensa, la aviación de los USA bombardeaba suelo japonés casi a diario y la población civil estaba al límite. Si los USA hubieran querido habrían terminado con ello, la excusa de la bomba no tenía razón de ser.

Pero bueno, vamos a ver: por qué no nos ocupamos de la FALSEDAD de esta tía, en vez de si se come sus uas o no? Resulta que era republicana, que era divorciada (ahora parece que el Rey ha sido su único noviete y que llegó hasta virgen al matrimonio, poco más o menos), que se hizo un aborto, que vivió lo que quiso con todo el que quiso (cosa que me parece estupendo). Y ahora resulta que de repente es megamonárquica, se gasta NUESTRO DINERO en un mogollón de cirugías estéticas, está tan obsesionada con su imagen que pesa, cuánto? 35 kilos? (y eso que las cámaras engordan 5 kg, o eso dicen). En fin, que como no tiene nada a que dedicarse (su época de trabajadora terminó en cuanto empezó su qué guay que pillé príncipe), se emboba consigo mismo.

Operacion Triunfo nacio hace mucho tiempo para dar oportunidades. Promociones impagables es el premio del ganador. Me parece una falta de respeto que te digan que no ibas preparada, que no tengo porque escucharte, sientate aqui y se mala persona, que os confundis de programa.

Esos experimentos no han logrado aislar el virus; es decir, sacarlo entero de los murciélagos, echarlo a un cultivo de células para que se reproduzca y guardarlo después en un tubo. Como conté hace un par de aos, de las muestras originales de los murciélagos en los que se detectó el lloviu, ya apenas queda nada aprovechable. Pero esto no implica que no pueda seguir investigándose: dado que se conoce su genoma, los científicos pueden reconstruir algunas partes de él y utilizarlas para ensayar qué hacen esas partes a los cultivos celulares; por ejemplo, colocar esas partes en un virus del bola para comprobar en qué cambia su manera de actuar.

“Tenemos aún numerosos objetivos y Hamas lo sabrá. Se esconden, pero les perseguiremos y atacaremos en sus escondites. Cuando salgan a la luz se darán cuenta del dao que han sufrido”, aadió el oficial ante un fin de semana que se prevé violento y tenso.

Tras colgar botas y guantes, Musimessi abrió un bar en Castelar. En 1986, en una pelea con un grupo de borrachos que organizó una trifulca porque no querían que Musimessi cerrara el local, recibió dos disparos que le dejaron herido grave. Se recuperó y diez aos más tarde, el 4 de septiembre de 1996, sufrió un derrame cerebral y moría a los 72 aos de edad..