Se acercaron al Faro de Trafalgar, “por si acaso”, y divisaron los todoterrenos de las dos mujeres, aparcados en una playa de recóndito acceso. “Eran kilómetros de playa vacía, no teníamos un lugar donde escondernos para hacer las fotos”. Se buscaron las castaas.

Una vez realizado este, es cuando la pel acusa irregularidades y deficiencias, altern con momentos indudablemente brillantes. En todo ello, el apoyo musical que ofrece la partitura de John Barry es determinante, logrando envolver con su mel tema rom unas im no siempre inspiradas. Pero entre ellas hay que destacar momentos como aquel en el que Elise confiesa sus sentimientos a Richard en medio de una representaci teatral, mientras que en su defecto se observan debilidades el innecesario reencuadre de la foto que realizan a la protagonista, para que el espectador advierta que se trata de la que ha contemplado el joven escritor en los minutos iniciales , o lo poco definido que queda el personaje encarnado por Christopher Plumier, del que nunca se explican sus intuiciones casi sobrenaturales.

Antes de salir con Freddie, Poppy está tan excitada que no cierra la sesión del equipo después enviar un correo electrónico a Ruby, y corre para reunirse con él. En la cita Poppy intenta estar cerca de la escuela, pero acaban de entrar en la ciudad y Poppy se encuentra pillada por Freddie. Se besan durante el almuerzo y Popy regresa a la escuela en las nubes.

Por todo eso que sucedió después no podía dormirme. Sigo sin poder dormir de la exaltación. Porque me acuerdo de cosas. “Spotlight” evita concentrarse en un solo personaje. Su materia prima es una telara casi invisible. Michael Keaton, como el jefe de la unidad de investigaci da vueltas en torno a sus compa de trabajo, y, luego, en torno a algunos personajes ligados a las altas esferas de la comunidad.

En toda la película hay un mismo tema que se repite y que ya se intuye en el título: no hacer nada. A ritmo constante de la maquinaria de la fábrica, esta idea envuelve a los protagonistas, los trabajadores. Entre ellos, hay pocos que sean interpretados por actores experimentados, y tan sólo algunos de ellos, como Carla Galvo (“Dentro”), han participado en otros proyectos..

Vuelvo. Después de 35 aos de finalizada la última dictadura y a casi tres décadas de los alzamientos carapintadas, con todos los militares repartidos entre la parca y el Servicio Penitenciario, ya podemos cerrar todo. Es hora de blanquear qué es lo que queremos y de obrar en consecuencia.