Mis padres abrieron los primeros recreativos de mi pueblo y conseguí acabarlos todos con cinco duros. Por eso nunca tuve tiempo para aprender a planchar. Mi primer amor fue Seiya. Vaya por delante, en aras de su reputación pública jejeje, que siempre que le vi el tipo estaba correctísimo y apenas sí se bebía una copa o dos como mucho. Algún pitillito se fumaba, eso sí. No pasaba de charlar tranquilamente con sus colegas y vacilar con alguna chavala, nada del otro mundo y por lo que haya que escandalizarse..

Educación, sanidad, seguridad bancaria. Hay algo que no podréis quitarnos nunca, que no podréis recortarnos jamás, que no podréis regalar a los de turno privatizando hasta el oxígeno del que respiramos. Y es la imaginación. Mr. Diddley would borrow so heavily against projected royalties, Mr. Chess said, that not much was left over in the final accounting..

Fuerza es muy intensa en mi familia. Padre la tiene. Yo la tengo. A sus centinelas, Messi les llegaba a pagar 80.000 euros por trabajar para él durante los tres meses de verano. A los que iban a bordo de sus lanchas, entre 30.000 y 50.000 euros por porte. El piloto, normalmente, era el mejor pagado de todos..

El dolor en el ano durante la defecación en ausencia de hemorroides puede estar producido por una fisura anal, una herida en la musculatura del esfínter anal. Su tratamiento incluye los laxantes y la higiene cuidadosa de la zona. Las que no cierran espontáneamente precisan reparación quirúrgica o la inyección de toxina botulínica en este músculo para facilitar su relación..

Suena el Himno Nacional. El equipo se dispersa. El ‘Pincher’ Arias levanta una pierna sobre el montículo de aserrín y luego persigue, juguetón, la cola de lagarto de Rodrigo Rivera. However, foreign currencies in key areas have started to rebound, helping to eliminate that past headwind against the tobacco giant’s earnings. More importantly, the rise of the iQOS heated tobacco system has offered Philip Morris a viable way to make a transition away from traditional cigarettes. Regulators haven’t entirely embraced the move toward reduced risk products, but customers who’ve had the opportunity to make the switch have done so enthusiastically, especially in early test markets like Japan.

My relationship with sunglasses has been complicated long before Anna Wintour declared them “useful” and fashionably acceptable to wear indoors. Truth be told, I feel uber self conscious wearing sunglasses, sunnies, shades (or whatever your term of choice), whether I’m indoors or out. I determined while sipping a rather offensively oversized glass of red wine, that my quandary must go back to my college days, where I was as a track athlete first, a Papa John’s pizza “connoisseur” second and a student third..